FABRICACIÓN 3/5 DÍAS* ENVÍO 24/48H – GRATIS Península>60€ 

FABRICACIÓN 3/5 DÍAS* – ENVÍO 24/48H – GRATIS Península>60€

Los beneficios de los collares de lactancia

"Los collares de lactancia tienen dos papeles fundamentales, el primero es para tu bebé, pero el segundo es para ti"
Quien soy Be Mummy

Los llamamos collares de lactancia, collares de porteo, collares mordedores o collares de maternidad (aunque yo también añadiría collares de paternidad, ¿por qué no?), tienen muchos usos, y su “vida útil” puede ser más larga de lo que en un principio podríamos pensar. 

¿Por qué es tan útil un collar de lactancia? 

Los bebés, desde sus primeros días de vida, presentan el conocido como reflejo palmar. Esto hace que continuamente estén intentando agarrar cosas o tocarnos al mamar o tomar el biberón. De hecho es frecuente que les guste agarrar el pelo, los pendientes, la ropa o incluso nos den pequeños pellizcos y arañazos. Por este motivo, estos collares son geniales desde el minuto uno.  

Gracias a ellos el bebé va a poder tocarlos, manipularlos y calmar ese reflejo, lo que hará que sea más fácil que esté mamando sin distraerse, haciendo que las tomas sean más largas, o se encuentre más relajado cuando lo porteamos. Al mismo tiempo, estimula sus sentidos a nivel visual y desarrolla poco a poco su psicomotricidad. 

Más adelante, cuando el bebé empieza con las dolorosas molestias de encías durante la etapa de dentición, por sus formas y el material blandito con el que están hechos, son un fuerte alivio, puesto que el dolor que sienten se trata mediante presión. Esta etapa suele ir desde los 4-6 meses, cuando empiezan a salirle sus primeros dientes, hasta los 2-3 años aproximadamente. Además de los mordedores, este tipo de collares van a convertirse en su juguete favorito. 

También son muy útiles incluso en el cambio de pañal. Ya sabéis que a veces esa tarea se hace un poco dura, porque en ocasiones los bebés no quieren colaborar mucho. Claro que prefieren estar corriendo o descubriendo el mundo, así que ese momento para ellos puede resultar un poco aburrido. Pero aquí el collar de lactancia puede volver a ser vuestro aliado. Mientras hacéis el cambio de pañal, el bebé se puede entretener cogiéndolo y jugando con él. La verdad es que puede ser un complemento precioso para que las mamás os sintáis guapas y atractivas y a la vez es todo un éxito para vuestros bebés. 

Lo ideal es que los collares tengan formas, materiales y colores distintos. Las distintas formas ayudan a masajear las dolorosas encías del bebé, descubriéndole, además, piezas diferentes al tacto. Los distintos materiales le muestran diferencias en cuanto a dureza y texturas. Los distintos colores hacen que los bebés vayan distinguiendo y descubriendo diferentes tonalidades y contrastes, colores más suaves y otros más llamativos. Un collar puede ser todo un mundo de descubrimiento para vuestros bebés y desarrollan su inteligencia cognitiva. 

¿Son los collares de lactancia seguros para mi bebé? 

Este tipo de collares, más allá de la estética o de la combinación de colores, están realizados con silicona antibacteriana libre de tóxicos y, en ocasiones, se combinan con madera natural de haya sin barnizar, que podemos lavar con agua y jabón. Aunque los collares son de uso exclusivo para adultos, son productos totalmente seguros, ya que han sido diseñados y fabricados siguiendo la normativa europea. 

Los collares además poseen un cierre de plástico que proporcionan seguridad, ya que, en la posibilidad de que el bebé tire con fuerza, se abre para evitar que las mamás os podáis hacer daño. 

Los collares de lactancia son productos seguros y funcionales, pero también son estilosos, pensados y diseñados para que las mamás os sintáis únicas y especiales, guapas y elegantes. ¿No os parece un producto totalmente ideal?. 

¿Habías escuchado hablar sobre los collares de lactancia? Sería genial si podéis contar vuestra experiencia con ellos.  

Comparte este post

2 comentarios en «Los beneficios de los collares de lactancia»

    • Hola Alicia! Muchas gracias por tu comentario, entre otras cosas, porque me da la oportunidad de poder aclarar este tema que entiendo te puede generar dudas.
      Hay que tener en cuenta que estos productos (los collares de lactancia) son de uso adulto, es decir, que no se pueden dar a los bebés para que jueguen con ellos. El adulto siempre lo llevará puesto mientras el bebé lo esté manipulando, por lo que no hay riesgo ninguno de que un bebé pueda tragarse una pieza.
      Todos los productos están fabricados con nudos de seguridad y están certificados por un laboratorio español, de modo que cumplen con la normativa, no solo española, sino también europea.
      Además, cuando adquieres un collar de lactancia, se incorpora una etiqueta donde se explica claramente las condiciones de uso, recomendaciones, advertencias y los consejos de cuidado y limpieza.
      Espero haber resuelto tu duda. Un abrazo!

      Responder

Deja un comentario

0
    0
    Tu carrito
    Carrito vacíoSeguir comprando

    newsletter

    ¡Bienvenida!. 

    Solo por unirte a la Comunidad Be Mummy, recibirás noticias interesantes, novedades en exclusiva, ofertas especiales y, por supuesto, un 10% de descuento

    ×