FABRICACIÓN 3/5 DÍAS* ENVÍO 24/48H – GRATIS Península>60€ 

FABRICACIÓN 3/5 DÍAS* – ENVÍO 24/48H – GRATIS Península>60€

Dientes de leche: posibles molestias y cómo actuar

"La edad a la que salen los dientes de leche puede variar en función del bebé, al igual que las molestias que pueden ocasionar. En todo caso, los mordedores resultan útiles"
Molestias dentición en bebés

Que los niños crecen de un día para otro no es solo una forma de hablar. De hecho, una de las primeras señales que advierten de que tu bebé ya no es tan pequeño como crees, es que le empiezan a salir los dientes.

A esta etapa se la conoce como dentición temporal o primaria y se caracteriza porque los dientes de leche comienzan a despuntar por encima de las encías. Una experiencia que, si bien parece adorable, puede llegar a causar irritabilidad en el bebé y también frustración por parte de los padres en su empeño por tratar de calmarle.

Por esa razón, en este artículo te explicamos las claves para que ayudes a tu pequeño a lidiar con este proceso.

Tipos de dientes de leche, a qué edad salen y en qué orden

De cara a estar preparados para esta nueva etapa, conviene saber a qué edad salen los dientes. Según los expertos, esta salida suele tener lugar entre los cuatro y siete meses de edad, intervalo de tiempo que varía en función del bebé. Por ejemplo, a los míos empezaron a salirles los dientes de leche a partir de los doce meses, así que no te preocupes por esta cuestión.

Por otro lado, suele asociarse la salida de los dientes con el momento en que los bebés empiecen a explorar el mundo que les rodea llevándoselo a la boca, desde sus manitas hasta los objetos que se encuentran por el camino. Sin embargo, ambos casos no tienen por qué estar relacionados, ya que, de forma independiente, los bebés utilizan sus encías para descubrir formas, texturas, durezas…

Y también resulta útil saber qué tipos de dientes salen. Los primeros en aparecer son los incisivos centrales, ya sean los superiores o los inferiores. Más tarde, salen los molares de leche o muelas, situadas en la parte posterior de la boca del pequeño. Y por último, aparecen los caninos o colmillos. De esta forma, salen hasta veinte dientes de leche a lo largo de los tres primeros años.

Posibles síntomas asociados a los dientes de leche

Tras conocer el orden de salida de los dientes del bebé, es importante tener en cuenta que, durante este proceso, el pequeño puede experimentar desde babeo excesivo a sensibilidad de las encías, además de darse casos de llanto y alteraciones que repercutan tanto en el sueño como en el apetito del bebé.

Otras veces, se puede observar una ligera fiebre en el bebé cuando le salen los dientes aunque los expertos señalan que esta no suele estar relacionada con la dentición primaria, por lo que de detectarse esta febrícula, lo aconsejable es acudir al médico para descartar otras afecciones.

Cabe recordar que no siempre se experimenta dolor en la salida de los dientes pese a que sí haya bebés que puedan mostrarse inquietos durante semanas. Sin embargo, e independientemente de la tolerancia del pequeño, por lo general la salida de los dientes de leche suele resultar molesta en diferentes grados.

Cómo tratar la salida de los dientes de leche de tu bebé

Una vez que sabemos lo que puede deparar esta salida de los dientes de leche, conviene tomar nota de los siguientes consejos para aliviar las posibles molestias que experimente tu bebé:

● Limpia con un paño suave el rastro de babas: así evitarás que la piel del pequeño se irrite y que aparezcan erupciones.

● Frota y masajea sus encías: utiliza un dedo o una gasa húmeda mientras realizas una ligera presión. De igual forma, puedes recurrir a los cepillos de dientes de dedo de silicona, que están ideados para masajear las encías de los bebés antes de que le salgan los dientes y así crear un hábito saludable de higiene bucal.

Cepillo de dientes de dedo de silicona de Mushie

● Ofrécele un mordedor: durante este proceso, el bebé también sentirá el deseo de morder objetos y un mordedor puede servir de alivio para las molestias que le produzcan las encías en caso de que se inflamen. También puedes meter este mordedor en el frigorífico, siempre que esté fabricado completamente en silicona alimentaria y que el propio fabricante aconseje este uso en sus instrucciones. Por ejemplo, los mordedores de silicona de Be mummy son aptos para ser enfriados.

Mordedor Love Gradient

Ahora que tienes clara la manera de actuar ante la salida de los dientes de leche de tu pequeño, sigue leyendo nuestro blog y descubre otros consejos útiles para seguir cuidando y mimando a tu bebé como se merece.

Comparte este post

Deja un comentario

0
    0
    Tu carrito
    Carrito vacíoSeguir comprando

    newsletter

    ¡Bienvenida!. 

    Solo por unirte a la Comunidad Be Mummy, recibirás noticias interesantes, novedades en exclusiva, ofertas especiales y, por supuesto, un 10% de descuento

    ×